anxiety-2019928_640

Las fobias específicas

Las fobias especificas se caracterizan por:

  • Miedo excesivo o irracional de objetos o situaciones.
  • Estos objetos o situaciones son evitados o provocan un malestar intenso.
  • Respuestas de ansiedad intensas delante de la exposición o anticipación al estimulo fóbico.

Dentro de las fobias específicas existen una serie de subtipos:

  • Animal (ej: insectos).
  • Ambiente natural (ej: truenos, relámpagos..).
  • Sangre, inyecciones o heridas.
  • Situacional (ej: espacios cerrados).

Generalmente este tipo de trastorno de ansiedad aparece por:

  • Una experiencia aversiva directa.
  • Experiencias vicarias, es decir, aprendemos de lo que vemos.
  • Transmisión de información, lo que nos cuentan los demás.
  • Persistencia de miedos evolutivos infantiles, que con los años en teoría debería desaparecer, ejemplo: miedo a la oscuridad.

En las fobias lo que nos importa es el mantenimiento, qué es lo que hace que sigamos teniendo ese miedo, ya que es donde debemos intervenir.

Estos miedos se mantienen porque cuando aparece el estimulo fóbico, hay una respuesta de miedo o ansiedad intensa que evitamos o huimos de ella, por eso, el miedo disminuye. Lo que debemos hacer para que este desaparezca, es exponernos a lo que nos genera estas sensaciones y dejar que nuestra ansiedad se acostumbre a dicho estímulo, así poco a poco la ansiedad irá disminuyendo y conseguiremos habituarnos a estar ante el objeto o situación que nos genera esta fobia.

Por lo tanto, la manera de tratar las fobias es mediante la técnica de exposición