TIPOS DE APEGO.

Según el apego que se recibe durante la infancia, se tendrán unos mecanismos de defensa u otros. En otras palabras, la manera en que los padres eduquen a sus hijos influenciará en el desarrollo de la personalidad de estos.

Las conductas que realizan las personas adultas están influenciadas por su infancia y adolescencia. Es decir, según la educación recibida actuaremos de una determinada manera u otra.

¿Conoces el concepto del apego?

El apego es un vínculo afectivo que se establece desde los primeros momentos de vida entre la madre y el recién nacido o la persona encargada de su cuidado. Su función es asegurar el cuidado, el desarrollo psicológico y la formación de la personalidad

Los cuatro tipos de apego son los siguientes:

  1. Apego seguro

Este tipo de apego está caracterizado por la incondicionalidad: el niño sabe que su cuidador no va a fallarle. Se siente querido, aceptado y valorado. El inconveniente es que esto supone una entrega casi total de parte del cuidador o cuidadora, lo cual puede resultar complicado para algunas personas.

  1. Apego ansioso

En el caso de un apego ansioso-ambivalente el niño no confía en sus cuidadores y tiene una sensación constante de inseguridad, de que a veces sus cuidadores están y otras veces no están, lo constante en los cuidadores es la inconsistencia en las conductas de cuidado y seguridad.

Las emociones más frecuentes en este tipo de apego, son el miedo y la angustia exacerbada ante las separaciones, así como una dificultad para calmarse cuando el cuidador vuelve.

  1. Apego evitativo

Los niños con un apego de tipo evitativo han asumido que no pueden contar con sus cuidadores, lo cual les provoca sufrimiento. Se conoce como “evitativo” porque los bebés presentan distintas conductas de distanciamiento. Lo constante han sido conductas de sus cuidadores que no han generado suficiente seguridad.

  1. Apego desorganizaddo

Es una mezcla entre el apego ansioso y el evitativo en que el niño presenta comportamientos contradictorios e inadecuados. Hay quienes lo traducen en una carencia total de apego.

Lo constante en los cuidadores han sido conductas negligentes o inseguras. Se trata del extremo contrario al apego seguro. Casos de abandono temprano, cuya consecuencia en el niño es la pérdida de confianza en su cuidador o figura vincular, e incluso puede sentir constantemente miedo hacia ésta.

Telf: 697 632 720

Psicólogo infantil Mallorca. Déficit de Atención con Hiperactividad

Psicólogo infantil en Palma de Mallorca. Bullying

Terapia infantil Mallorca. Depresión infantil