TERAPIA DE PAREJA: LA RUPTURA DE LA PAREJA.

CUANDO LA PAREJA SE SEPARA.

Una separación o ruptura de pareja es un acontecimiento muy estresante y complejo
a nivel emocional. Se experimenta como  pérdida de un proyecto en común
y de muchas ilusiones personales.

No es fácil superar una ruptura, pero es muy importante saber que esta y otras pérdidas emocionales pueden superarse.

Para manejar esta intensa y a veces desbordante emoción, hay que reconocerla,
comprender cómo funciona y aprender a dirigirla, en vez de que ella nos dirija a
nosotros o a nosotras.

Es fundamental que la persona comprenda qué está sucediendo en este proceso,
cómo están funcionando sus Emociones, Pensamientos, Sensaciones Físicas, y cómo y
por qué se está alterando su Conducta. Comprender estos cambios, es muy
importante para sentirnos menos angustiados o angustiadas, y recuperar
paulatinamente el control y el equilibrio.

La clave es entrenar nuestra forma de pensar y valorar correctamente tanto a la
persona que hemos perdido, como a nosotros mismos o a nosotras mismas.

La Autoestima es muy importante para superar una ruptura sentimental. Se producen
errores en el modo en el que valoramos a la persona que hemos perdido, idealizándola
o negándola, pero sobre todo se produce un juicio hacia uno mismo o una misma en
muchas ocasiones injusto y cruel que no nos ayuda a avanzar.
Fases de un proceso de separación:

1. Impacto. Negación. Aislamiento. No aceptar.
En un primer momento es una fase de shock, donde sentimos un montón de
emociones que nos desbordan. Esta primera fase hace que nos asustemos y que nos
centremos en las emociones y nos desborden.
2. Confusión. Dudas. Contradicciones. Ira.
Hay un segundo momento que pasas de una especie de montaña rusa. Tienes
sentimientos diferentes. Por una parte, crees que puedes con esta situación, pero por
otra sientes que no lo vas a superar.
3. Análisis. Examen. Tristeza. Rumiación.
Hay otra fase donde le dedicamos mucho tiempo a revisar la relación. Intentamos
encontrar sentido a lo que ha pasado. Nos hacemos preguntas, si lo podríamos haber
hecho de otra manera. Es un momento en el que le damos muchas vueltas a las cosas,
y tenemos que ser cautelosos con esto.
4. Aceptación. Ilusión. Normalidad. Motivación.