SÍNDROME DE BURNOUT.

Se denomina síndrome de Burnout o síndrome de “estar quemado” cuando la persona se siente agotada físicamente, mentalmente y emocionalmente a causa del cansancio psíquico o del estrés que surge de la relación con otras personas en un dificultoso clima laboral.

Normalmente, la persona llega a un estado de incapacidad para continuar con el trabajo habitual. Entonces, la persona siente una disminución significativa del rendimiento y la motivación laboral.

Los síntomas más frecuentas del Burnout son los siguientes:

  • Dolores físicos como dolor de cabeza, dolor muscular, mareos, dificultades con el sueño, pérdida de peso, afecciones en la piel, entre otros.
  • Sensación de desbordamiento ante las demandas emocionales de los demás.
  • Incapacidad de concentración.
  • Incapacidad de desconexión al finalizar la jornada laboral.
  • Estado de ánimo irritable.
  • Sentimientos de frustración y fracaso al no cumplir las expectativas deseadas.
  • Falta de energía.

Entonces, ¿Cómo actuar ante el síndrome de Burnout?

Os damos una serie de recomendaciones:

  • Permítete parar para poder descansar y no acelerar el ritmo de trabajo.
  • Aprende a establecer límites tanto a ti mismo como a los demás.
  • Cultiva un buen ambiente de equipo ya que, si se promueve la colaboración, habrá un mejor clima laboral.
  • Cuida de ti mismo. Es decir, atiende las señales tu cuerpo y las emociones.
  • Busca apoyo familiar y social.
  • Separa el ámbito laboral del personal, desconectando al final de la jornada laboral.