Comunicar un divorcio a nuestros hijos

Comunicar un divorcio a nuestros hijos es una tarea complicada, por lo que es importante saber cómo afrontarla para que el impacto que tenga en nuestros hijos sea el menor posible.

Las rupturas matrimoniales suponen un proceso de reajuste y readaptación psicológica, no solo en la pareja que ha acabado, sino también en los hijos e hijas fruto de esa relación.

No obstante, no necesariamente tiene que ser una experiencia traumática para ellos/as. La forma en que afronten la situación dependerá de múltiples factores, empezando por sus características personales, pasando por los diferentes contextos que les rodean (familia, colegio,…) llegando incluso hasta su cultura.

A continuación, se ofrecen algunas pautas para afrontar con mayor eficacia este momento:

Cómo comunicar un divorcio a nuestros hijos

· No debemos ocultar la realidad de la situación. Muchas veces, subestimamos la capacidad de entendimiento de los niños/as. Esconder la verdad puede tener peores efectos en su ajuste psicológico.

· Cuando les explicamos la separación, debemos usar un lenguaje acorde a su edad.

· A la hora de hablar con ellos/as, es importante remarcarles que el divorcio no significa que les vayamos a abandonar o que les queramos menos.

· Suele ser habitual que el niño/a se sienta culpable por creer que ha sido él o ella quien ha provocado la separación. De nuevo, debemos dejarle claro que el divorcio no es culpa suya, sino que es una decisión que han tomado dos adultos y que no tiene nada que ver con ellos/as.

Para más información:

Correo electrónico: mstugores@gmail.com                             

Teléfono: 697-632-720