Claves para aumentar la satisfacción sexual

En PSICO-Mallorca te ofrecemos este nuevo artículo en el que descubrirás algunas claves para aumentar la satisfacción sexual.

La importancia de la sexualidad

El sexo es un elemento muy presente en nuestra vida diaria.

Tengamos pareja o no, todos/as tenemos necesidades sexuales. Se trata de un instinto biológico, que aunque en un principio se creía que solo debía tener fines reproductivos, es mucho más que eso.

Placer, disfrute, desconexión, diversión…todas estas palabras están asociadas al sexo. No obstante, son muchos los factores que pueden hacer que nuestra vida sexual se convierta en monótona, rutinaria y que, en algunos casos, sea casi inexistente.

Claves para aumentar la satisfacción sexual

La situación actual de pandemia supone una serie de limitaciones que dificultan salir y encontrar pareja o mantener la llama si vivimos con él/ella debido a los continuos confinamientos.

Por ello, a continuación ofrecemos algunos consejos para disfrutar más de las relaciones sexuales y mantener viva la pasión.

Comunicación

Habla con tu pareja y dile lo que te gusta. Tal vez disfrutes más con otras posturas o prácticas, o te apetezca introducir algún juego o fantasía en vuestras relaciones sexuales. Supera la vergüenza y lánzate a compartirlo con tu pareja.

Espontaneidad

No planifiques la actividad sexual. Hay personas que organizan incluso los días y la hora en la que mantendrán relaciones íntimas. Sorprender e iniciar la actividad sexual en un momento inesperado es otra forma de mantener la pasión.

Experimenta

Cambiar el lugar en el que practicamos sexo o las posturas son otras formas de innovación que pueden ser de gran ayuda.

Preliminares

Es muy importante tener claro que el sexo no se limita a la penetración. Unos buenos preliminares con estimulación externa pueden ser tanto o igual de placenteros que el coito.

El juego erótico

Nuestro cuerpo tiene muchas zonas erógenas, de modo que no solo centres el sexo en la vagina o el pene.

Las orejas o el cuello son áreas tremendamente sensoriales, por lo que los besos y las caricias en estas zonas son una gran fuente de erotismo.

Otra zona erógena son los pechos y los pezones. Puedes estimularlos con un masaje o con suaves pellizcos.

Por otro lado, no olvidemos la importancia del sexo oral. Sobre todo en el caso de las mujeres, ayuda a lubricar y en muchos casos es cuando más fácilmente se alcanza el orgasmo.

El coito

A la hora de llevar a cabo el coito, la penetración puede ser vaginal o anal. En cualquier caso, con ella se persigue alcanzar el orgasmo y culminar la actividad sexual.

Para aumentar el placer en esta situación, un aspecto con el que podemos jugar es la respiración. Algunas prácticas que ayudan a sentir una mayor compenetración son  exhalar al mismo tiempo que tu pareja o capturar su propia exhalación.

Por otro lado, también puede ayudar el cambiar los movimientos corporales. Juega con las caderas y no te limites a ir de arriba hacia abajo. También puedes hacer ritmos circulares con la pelvis.

Otro elemento que podéis introducir en las relaciones sexuales son los juguetes. Un vibrador puede ser un buen estimulante, no solo para los genitales, sino también para el resto de zonas erógenas del cuerpo.

Para más información o reservar una sesión terapéutica con nuestro equipo:

Correo electrónicomstugores@gmail.com

Teléfono: 697 632 720

Redes sociales:

  • Facebook: PSICO-mallorca: Pensat per a tu
  • Instagram: psicomallorca_margalidaserra

Te puede interesar

Taller de sexualidad

Mitos sobre la sexualidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.